La tierra tiembla entre valientes

terremotos-jpg_594723958

Jorge estudió Ingeniería de la Edificación en la Universidad de Sevilla y después lo completó con dos másteres.

Empezó su vida laboral en Ferrovial donde rápidamente ascendió.

Pero su espíritu emprendedor le llevaría a un nuevo proyecto:

Este emprendedor malagueño, solo dos años después, fue nombrado director general de estas operaciones en España y Marruecos.

Su carrera ha sido un éxito absoluto:

Desempeñó esta tarea hasta que desde México le llego una oferta tentadora, sería jefe del proyecto de expansión de Inditex allí:

En marzo de 2015 Jorge llegó a la capital mexicana, aunque tuvo que dejar atrás a su querida novia Irene. Pero en enero de 2016 llegó el momento del reencuentro definitivo:

La vida en la capital mexicana suele resultar apasionante para personas aventureras y viajeras como esta pareja andaluza.

A los pocos meses Irene, con un nutrido currículum profesional, encontró trabajo como jefa de Recursos Humanos en el grupo empresarial Maritimex, con sede también en la capital mexicana.

La vida continuó felizmente para esta pareja de “tórtolos” españoles en las exuberantes, atrayentes y legendarias tierras mexicanas.

Cumplían ahora 15 meses viviendo en un país acostumbrado a sufrir el envite de la naturaleza.

El 7 de septiembre llegó el primer aviso, México sufrió el mayor terremoto en sus últimos 100 años y aunque la capital vivió una fuerte sacudida, la peor parte se la llevaron las regiones de Chiapas y Oaxaca con más de 100 muertos:

Once días después, vino lo peor, un temblor de 7,1 grados que aplastó la capital.

En un ejemplo de valentía, e infinita solidaridad, Jorge decidió tomar al pie de la letra su condición de capitán de la empresa y fue el último en abandonar el barco:

Esta decisión le impidió escapar a tiempo del desplome y quedó atrapado entre los escombros junto a su compañera Lizzet.

Todos contienen ahora la respiración mientras los equipos de rescate buscan el modo de sacar a Jorge con vida.

El terremoto que conmocionó a México el miércoles acabo con la vida de casi 300 personas:

Su espíritu generoso y audaz, su espíritu emprendedor, su apasionante personalidad aventurera, su valentía e infinita solidaridad, su capacidad de esfuerzo y de buen hacer lo han llevado al portento de esta infinita heroicidad: dar la vida en el cumplimiento del deber.

Gracias Jorge: tu ejemplo, cualquiera que sea el final, es un ejemplo que te honra y que nos llena de satisfacción.

Que Dios premie con infinitud el sublime mérito de tu gran acción.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.