El Islam acapara el 63% de los países con religión oficial; el cristianismo, presente solo en el 30%

La religión de Estado más común es el Islam, pero de los países que favorecen la religión, el 70% son cristianosLa religión de Estado más común es el Islam, pero de los países que favorecen la religión, el 70% son cristianos

Una radiografía de la religión en el mundo nos muestra que, entre 199 países analizados, en 43 de ellos la religión tiene un carácter estatal; en 40 tiene un trato preferencial por parte del Estado; en 106 no es oficial ni favorecida; y en 10 países el Estado es activamente hostil hacia ella.

También se constata que el Islam está presente en el 63% de los 43 países con religión oficial y el cristianismo en el 30%, menos de la mitad; mientras el budismo representa tan solo un 5% del total con religión estatal y el judaísmo un escaso 2%.

Por otra parte, en los 40 países donde la religión tiene un trato favorable por parte del Estado, el 70% se corresponde con el cristianismo, muy por encima del Islam, el budismo u otras religiones.

Son datos del estudio ‘Many Countries Favor Specific Religions, Officially or Unofficially’ (‘Muchos países favorecen las religiones específicas, oficialmente o no oficialmente’), elaborado por el Pew Research Center y publicado este martes, 3 de octubre.

En el estudio se destaca que “más de 80 países en total favorecen una religión específica, ya sea como una religión oficial, respaldada por el gobierno, o por ofrecer una religión de trato preferencial sobre otras religiones”, como se puede observar en el siguiente mapa, reproducido a partir del estudio.

En el gráfico se pueden ver sombreadas con colores las diferentes regiones, con estas características: “religión oficial del Estado” en 43 países (22%); “religión preferida” en 40 (20%); “ninguna religión preferida” en 106 (53%); y “hostil a las instituciones religiosas” en 10 países (5%).

Por otra parte, el estudio pone el acento en el hecho de que, entre los países con religión estatal, “el Islam es la fe más comúnmente respaldada por el gobierno, con 27 países (incluyendo la mayoría en la región Oriente Medio-Norte de África) oficialmente consagrando el Islam como su religión estatal”, como se ve en el anterior mapa en los países con el tono de azul más oscuro.

“En comparación, sólo 13 países (incluyendo nueve naciones europeas) designan el cristianismo o una denominación cristiana particular como su religión estatal”, como se puede constatar en este otro gráfico, donde se muestra la distribución por religiones de los países con religión estatal.

Los 27 países con un Estado que profesa la religión islámica representan el 63% del total de 43 con esta característica. Por su parte, los 13 donde el cristianismo está arraigado en el Estado suponen el 30% de ese total; los 2 con el budismo, el 5%; y el único con el judaísmo, Israel, el 2%.

En los países con la religión islámica en el Estado, que ocupan sobre todo la franja de Oriente Medio y África del Norte (16 países de los 27), nombran el Islam sunita, el Islam chií o simplemente el Islam en general como su fe oficial.

Al respecto, el estudio pone como ejemplo Afganistán, donde “el Islam es la religión estatal oficial, declarada explícitamente en la constitución: ‘La religión sagrada del Islam es la religión de la República Islámica de Afganistán’. La constitución también requiere que el presidente y vicepresidente pertenezcan a la religión estatal -al igual que otros países- y otros altos funcionarios deben jurar lealtad a los principios del Islam en sus juramentos”.

En el informe se añade que “además, siete países oficialmente islámicos (26%) se encuentran en la región de Asia y el Pacífico, entre ellos Bangladesh, Brunei y Malasia. Y hay cuatro países en el África subsahariana donde el Islam es la religión estatal: Comores, Djibouti, Mauritania y Somalia”, como se puede ver en el mapa.

“Ningún país de Europa ni de las Américas tiene el Islam como religión oficial”, constata el informe.

“El cristianismo es la segunda religión oficial más común en todo el mundo”, destaca el estudio. “Trece países (30% de los países con una religión oficial) declaran que el cristianismo, en general, o una denominación cristiana particular es su religión estatal oficial”, como se ve en el anterior gráfico.

“Nueve de estos países se encuentran en Europa, incluyendo el Reino Unido, Dinamarca, Mónaco e Islandia. Dos países de las Américas -Costa Rica y la República Dominicana- y uno en la región de Asia-Pacífico -Tuvalu- tienen el cristianismo como su religión estatal oficial. Sólo un país de África subsahariana es oficialmente cristiano: Zambia, como se constata en el mapa de arriba.

Al mismo tiempo, “el budismo es la religión oficial en dos países, Bhután y Camboya. Israel es el único país del mundo con el judaísmo como su religión estatal oficial”.

Por otra parte, “una proporción ligeramente menor de los países (20%) tiene una religión preferida o favorecida. Estas no son religiones estatales oficiales, pero pueden ser listadas en la constitución o leyes como la religión tradicional, histórica o cultural del país, y pueden recibir beneficios del estado que no son otorgados a otras religiones”, señala el estudio.

Así, el informe recuerda que “otros 40 gobiernos en todo el mundo favorecen extraoficialmente a una religión en particular” y, entre esos 40 países, “la fe preferida es una rama del cristianismo”. De hecho, “las iglesias cristianas reciben tratamiento preferencial en más países -28- que cualquier otra fe no oficial pero favorecida”.

El informe insiste en que “veintiocho países (70%) tienen el cristianismo como religión preferida, sobre todo en Europa y las Américas. Cinco países de África subsahariana y tres de la región de Asia y el Pacífico tienen el cristianismo como religión favorecida”, como se puede ver en este otro gráfico y en el mapa reproducido más arriba.

“Después del cristianismo, el budismo es la siguiente religión más favorecida. Los cuatro países con el budismo como la religión favorecida -Birmania (Myanmar), Laos, Mongolia y Sri Lanka- están en la región de Asia-Pacífico. Tres países -Sudán, Siria y Turquía- favorecen el Islam pero no lo declaran como la religión estatal”, dice el estudio.

En cualquier caso, el Pew Research Center recuerda los 106 países donde hay una separación entre Iglesia y Estado: “la mayoría de los países (53%) no tienen religión oficial o preferida a partir de 2015. Dentro de sus fronteras, estos países tratan a las diferentes religiones (por ejemplo, el cristianismo, el islam) más o menos igual y sus gobiernos generalmente tienen una relación neutral con la religión”.

“En términos generales, se puede decir que los países de esta categoría mantienen una clara separación de la Iglesia y el Estado”, insiste el informe.

También hace mención a que “una pequeña proporción de países (5%) no tiene religión oficial ni religión preferida, pero mantiene una relación muy restrictiva u hostil con algunos o todos los grupos religiosos más importantes del país, regulando estrictamente las instituciones y prácticas religiosas. Se trata de Azerbaiyán, China, Cuba, Kazajstán, Kirguistán, Corea del Norte, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam”.

“En 10 países, el Estado regula estrechamente todas las instituciones religiosas o es activamente hostil a la religión en general”. Son “lugares donde los funcionarios del gobierno buscan controlar las prácticas de adoración, las expresiones públicas de religión y la actividad política de grupos religiosos”, concluye el estudio.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.