En Uruguay no se respeta el principio de igualdad ante la Ley

Los páginas webs  internacionales están informando que : “Uruguay acaba de aprobar una Ley de Violencia de Género que copia alguno de los preceptos y los errores de las leyes de este tipo que existen en Occidente, en especial en España.

Uno de ellos, y quizá el más grave, es que se invierte la carga de la prueba, por lo que los hombres pasan a ser culpables hasta que demuestren lo contrario en caso de ser denunciados por una agresión sexual.”

Y esto como orientales debería de avergonzarnos. Se cedió al “colonialismo cultural” como lo denomina Francisco, el mismo papa alabado por ciertos sectores de la izquierda que impulsaron esta nefanda ley.  Paradójico no? El autoprocalamado defensor del combate al imperialismo, adopta las recetas del imperialismo de la dictadura de género de algunos organismos internacionales, El art. 8 de la Constitución de la República establece la igualdad de todas las personas frente a la ley menos al parecer los hombres, que deberán de demostrar su inocencia ante una denuncia real o falsa de violancia doméstica, realizada por una mujer.

Es decir, en Uruguay todos somos iguales pero hay algunas que son más iguales que otros!!!

La pareja humana no fue creada para ser enemigos sino para complementarse, lo que ya de pique niega la ley, para la que, siguiendo el esquema marxista de pensamiento, el macho oprime a la hembra, y por ello es un ser deleznable.

La ideología de género informa toda la norma y el Estado uruguayo es laico, con lo que no se entiende como sin violar la laicidad el Uruguay puede adoptar una ley totalmente inconstitucional, empapada de esa ideología, que invierte el “onus probandi”, alentando a que las mujeres víctimas reales o no d,enuncien a los hombres sabiendo que producir una prueba negativa es prácticamente imposible. Los principios del Derecho Penal liberal y y las garantías del Estado de Derecho han fenecido en Uruguay.

Los jueces se volverán locos cuando deban aplicar esta norma inconstitucional. Los recursos interpuestos por los abogados de los hombres serán innumerables.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.