Un pueblo que tiene Madre

El Papa Francisco, el primer Papa del nuevo mundo, en un libro entrevista con el periodista argentino Hernán Reyes, destaca la frescura y el compromiso social de estas Iglesias, las del catolicismo latinoamericano, junto a su identidad fuertemente marcada por la piedad popular, lo opuesto, según él, a una Iglesia clericalizada. La noción de pueblo es esencial en el pensamiento de Francisco. Frente a los intentos de explicar la realidad latinoamericana desde la ideología marxista o la liberal, lo popular remite a la historia común de sus gentes y a sus maneras compartidas de entender la vida, fuertemente impregnadas por la tradición católica del continente. No significa esto que el Papa tenga una versión idealizada de Latinoamérica.

Con claridad señala problemas como la corrupción política, las desigualdades sociales o el machismo. Pero por encima de esas vicisitudes aparece un nítido sentido de pertenencia, de familia incluso, cuyo máximo icono es la Virgen de Guadalupe, venerada por su pueblo como Madre.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.