Una verdadera apertura de corazón

En Dhaka el Papa celebró un encuentro ecuménico e interreligioso que dará mucho fruto. Es verdad que nada será inmediato, pero un encuentro de esta naturaleza en un país como Bangladesh es el inicio de un diálogo fructífero. Francisco ha viajado a Myanmar y a Bangladesh con la intención de iniciar un proceso de diálogo y encuentro.

El encuentro con las comunidades hinduista, budista, musulmana y cristiana marca un tiempo nuevo. Francisco ha hablado de libertad religiosa, de encuentro y apertura a la vida y a las experiencias de cada uno de los creyentes. No se trata de mera tolerancia, sino de una verdadera apertura de corazón. Ahora toca abrir el corazón, rezar y esperar los frutos.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.