Barcelona: más pobre desde el estallido de la crisis

Barcelona

La clase media barcelonesa ha sido la más damnificada por la recesión económica de los últimos años. Así lo confirma el último estudio realizado por Departamento de Estudios y programación del Ayuntamiento de Barcelona. La clase media, formada por los segmentos de media – alta y media – baja, ha pasado de representar el 58,5% de la población al 47,9%. La caída del 10,6% indica una gran pérdida de la clase media, a pesar que desde el año 2014 haya crecido en un 1,1%. La clase alta, sin embargo, también ha sufrido una pérdida cifrada en un 0,16%. La clase baja de la ciudad ha crecido considerablemente hasta alcanzar el 35,5% del total de la población.

Si se segmentan estos tres grandes grupos se distingue ligeras variaciones respecto la total de cada grupo. El tramo más alto de todos ha sido el que más ha crecido, como también el más bajo, con un crecimiento del 0,48%. Este incremento, junto con el de la más baja (que alcanza el 2,73%), muestra una polarización de las rentas de la ciudad.

Como dato curioso, la población que se encuentra en el tramo medio – alto ha recuperado la misma proporción que en el año 2007.

La población de los barrios más deprimidos se ha visto reducida respecto al año 2008. Sin embargo algunos de estos barrios han podido mejorar la Renta Familiar Disponible per cápita en un año. Ninguna de estas zonas, azotadas por los efectos económicos de la crisis, ha podido recuperar el nivel de renta del 2008.

El súbito incremento de la renta no tiene porque verse motivado por la mejora económica de la zona. La estimación llevada a cabo es de tipo indirecto, mediante una serie de variables para determinar la Renta Familiar Disponible per cápita de cada barrio. Los cálculos, que se modificaron en el año 2012 imposibilitando la comparación correcta de la renta respecto ejercicios anteriores, se han podido verse alterados por las siguientes dos variables.

La cualificación económica de la población se ha medido mediante la tasa de titulados superiores. Años atrás este elemento no presentaba problemas, ya que no existía el cambio de composición de la población formado por jóvenes que buscan pisos más baratos y por el establecimiento de turistas. La presencia de personas con un nivel educativo superior no refleja a corto plazo la supuesta mejora económica que experimenta el barrio según el estudio publicado. Por último, la variable de los precios de mercado residencial de segunda mano también es a día de hoy poco fiable. La subida de precios por la alta demanda de pisos por jóvenes (precio bajo y pocos préstamos hipotecarios) y por los turistas también puede distorsionar el resultado final de la Renta Familiar Disponible per cápita.

Otro punto débil de la publicación es la falta de datos de la Renta Familiar Disponible a nivel de toda Cataluña. El organismo encargado de ello, el IDESCAT, dejó de presentar estos datos en el año 2014. Este suceso imposibilita la idea de realizar una comparación entre la renta de Barcelona con la del resto del Principado.

De un año para otro las variaciones son poco frecuentes. La Renta Familiar Disponible curiosamente ha tenido una tendencia negativa en los quince barrios más ricos de la ciudad, a excepción de 7. la Dreta de l’Eixample (2,56%), 67. la Vila Olímpica del Poblenou (7,86%), 30 la Salut (1,73%) y 29. el Coll (30,85%).

Por otro lado, los barrios que han perdido más posiciones han sido 22. Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes, que ha quedado fuera de las diez más ricas de Barcelona (de octava posición a décimoprimera) y 39. Sant Genís dels Agudells (del número 28 al 34).

En las tres más pobres, formado por 54. Torre Baró (con una renta del 45,1), 53. Trinitat Nova (40,6 de renta) y 55. Ciutat Meridiana (34,3 de Renta Familiar Disponible per cápita, la más baja de toda la ciudad), no ha habido cambios exceptuando el caso de Torre Baró, que ha perdido tres posiciones.

Los técnicos del Ayuntamiento de Barcelona justifican la ligera mejora por el descenso del paro y el aumento de afiliados en la Seguridad Social. La publicación, presentada por el director técnico Ramon Canal y la encargada en realizarla, Maria Jesús Calvo, indica que la tasa de paro se ha situado en el 11,5%, más de un punto y medio menos, y se ha registrado un aumento de 34.000 puestos de empleo más que en el año anterior.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.