La clonación de dos monos en China es “una amenaza para el futuro del hombre”, advierte la Iglesia

Zhong Zhong y Hua Hua; ¿se repetirá este experimento en un futuro próximo con seres humanos?Zhong Zhong y Hua Hua; ¿se repetirá este experimento en un futuro próximo con seres humanos?

Científicos chinos han anunciado este miércoles, 24 de enero, el nacimiento de los dos primeros monos clonados usando la misma técnica que se utilizó para crear la oveja Dolly. “La clonación de humanos está más cerca de hacerse realidad”, ha afirmado uno de los responsables de la investigación.

Los científicos del Instituto de Neurociencias de la Academia Nacional de Ciencias China han usado la técnica de transferencia nuclear, que permite desarrollar clones idénticos a partir de una célula de un solo individuo, usando un fibroblasto del tejido conectivo de un feto de mona.

El núcleo de una de estas células se introdujo en un óvulo vacío que, una vez fertilizados, fueron incubados por madres hasta que nacieron los dos clones, bautizados como Zhong Zhong y Hua Hua.

La investigación puede resultar polémica porque acerca la posibilidad de clonar otras especies de primates e incluso humanos, como han reconocido los responsables de la investigación.

El cardenal Elio Sgreccia deja claro que

El cardenal Elio Sgreccia deja claro que “la clonación del hombre, un evento que la Iglesia nunca puede aprobar”

“Un atentado para la humanidad”

Así parece entenderlo también el cardenal Elio Sgreccia, teólogo e histórico portavoz del Vaticano sobre cuestiones de bioética, quien ha expresado su preocupación por la clonación de los dos monos: “es una amenaza para el futuro del hombre”, ha comentado el presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida a la agencia Adnkronos en referencia a las noticias de clonación de dos monos en China.

“Al contrario de la hipótesis de clonación humana, sobre la cual la Iglesia no puede hacer otra cosa que expresar su condena más fuerte y total, sobre la clonación de animales el magisterio eclesiástico no ha expresado hasta ahora una condena explícita oficial, dejando el tema de la evaluación responsable de los científicos”, ha precisado el cardenal, según informa Corriere della Sera,

“No hay duda de que la transición de la primera oveja Dolly a otros animales y ahora incluso al mono, o a un primate tan cercano al hombre, representa un auténtico atentado al futuro de la humanidad entera. Existe un riesgo muy fuerte de que la clonación del mono se pueda considerar como el penúltimo paso, antes de llegar a la clonación del hombre, un evento que la Iglesia nunca puede aprobar”».

Por su parte, el genetista y director científico del Hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma, Bruno Dallapiccola ha afirmado que “la vida humana no ha sido programada para activarse con sistemas artificiales, sino por el encuentro de dos gametos, uno del hombre y otro de la mujer”.

En una entrevista a Tg2000, el noticiario de TV2000, comentando la clonación de Zhong Zhong y Hua Hua con la técnica de la oveja Dolly, Dallapiccola ha dicho que “las noticias son fiables porque lo dice la autoridad de una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo. Estamos seguros de que no es una falsa alarma. La clonación de un mono significa haber clonado un animal que es el más cercano al hombre. Todo esto abre un camino completamente nuevo”.

“Está claro que todo esto reaviva dramáticamente el problema del debate ético porque estamos al borde de una posibilidad teórica de clonar al hombre con todas las consecuencias que de ello se derivan”.

“El debate que se activó a fines de los 90 permanece encendido porque es difícil entender en qué medida el investigador puede poner un límite a su investigación”, concluye Dallapiccola.

La clonación humana, más cerca

Mu-Ming Poo, director Instituto de Neurociencias de Shanghái y coautor de la investigación, publicada por la revista Cell, asegura que “en cualquier caso, nuestro objetivo es producir primates no humanos para investigación, no tenemos ninguna intención de extender esta investigación a personas, la sociedad no lo permitiría”.

Sin embargo, si se tiene en cuenta su otra afirmación, “no hay barreras para clonar primates, por lo que la clonación de humanos está más cerca de hacerse realidad”, no es aventurado prever que esa clonación destinada a la reproducción de seres humanos está más cerca de hacerse realidad, aunque, como advierten muchos expertos podría traer consigo graves efectos secundarios para la salud.

Los responsables de la investigación, que quieren perfeccionar la técnica, consideran que en un futuro próximo se podrá usar para clonar chimpancés, orangutanes o gorilas, y se escudan en que “esta técnica podría ayudar a conservar primates en extinción”.

Desde otra perspectiva, Lluis Montoliú, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y miembro de su comité de ética, en declaraciones publicadas por el diario El País, opina lo siguiente: “no me parece ético tener que usar tantos embriones de mono para conseguir modelos que podrían obtenerse más fácilmente y con menos embriones y gestaciones a través de edición genética”.

Además, afirma que “las tasas de éxito obtenidas para monos son muy similares a las de 20 años, es decir, la biología sigue resistiéndose a la clonación”.

Un experto en clonación del Instituto Francis Crick de Londres tilda de peligrosa la técnica empleada para crear los dos monos

Un experto en clonación del Instituto Francis Crick de Londres tilda de peligrosa la técnica empleada para crear los dos monos

Por su parte, Robin Lovell-Badge, experto en clonación del Instituto Francis Crick de Londres, opina que la técnica empleada “sigue siendo un procedimiento muy ineficiente y peligroso”.

“Este trabajo no es un trampolín directo para establecer un método de obtención de clones humanos nacidos vivos, sigue siendo una locura intentarlo”, añade Lovell-Badge.

Josep Santaló, miembro del Comité de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona y del comité de ética en experimentación animal y humana de la Autónoma de Barcelona, también advierte de que “el mayor problema es que cada vez estamos más cerca de la clonación humana”, aunque no tiene clara su postura en cuanto a unos supuestos beneficios de la técnica: “si se perfecciona y se garantiza que no produce abortos ni malformaciones, probablemente haya que revisar el convenio de Oviedo que prohíbe la clonación reproductiva por dignidad, para pasar a evaluar basados en el criterio de proporcionalidad, es decir, si los beneficios son mayores que los riesgos o viceversa. Si los beneficios son mayores, ¿por qué no clonar humanos?”, dice.

En cualquier caso, en todos estos avances sobre clonación, no hay que olvidar la más que probable posibilidad de que acaben conduciendo a una sociedad desigual con ciudadanos de primera y de segunda categoría, donde los más privilegiados puedan recurrir a la técnica para tener ‘hijos perfectos’ y el resto no tener ninguna posibilidad de acceder a ella.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.