Sigue el reguero de mártires en Cataluña

Un mártir del siglo XX en España fue asesinado el 27 de enero de 1937 en Cataluña: Antonio Mascaró Colomina, de 23 años, escolar teólogo de tercer año (segúndo, según otros), había recibido las órdenes menores en los Hijos de la Sagrada Familia. Hace el número 15 en los mártires beatificados de esa congregación, ya que hay cinco asesinados meses más tarde.

Seguían matando religiosos en 1937
De 23 años y natural de Albelda (Huesca), Mascaró -que con otros 19 religiosos de la Sagrada Familia fue beatificado en Tarragona en 2013- era muy piadoso, alegre y de buen corazón. El curso 1935-36 estaba cumpliendo el servicio militar en el regimiento de Infantería Badajoz número 13 del cuartel del Bruch de Pedralbes, y pasaba los fines de semana en el seminario. El domingo 19 de julio de 1936 se reincorporaba al cuartel después de haber oído la misa de comunidad pero llegó cuando todo el batallón estaba ya luchando en la plaza de Cataluña. Refugiado en casa de su hermana y luego en una pensión, trabajó primero en una fábrica de jabones y luego en un bar de la calle de la Palla. El 27 de enero de 1937 fue detenido, encarcelado en la checa de San Elías y ejecutado en el cementerio de Montcada i Reixac, juntamente con su tío Fernando Mascaró.

Aunque en varios lugares se dice que los restos de los 20 mártires hijos de la Sagrada Familia están en un lateral del presbiterio del Santuario San José Manyanet-Parroquia de Jesús, María y José, en el Decreto de Martirio se especifica que allí se trasladaron tres cuerpos, mientras que seis estaban en otros lugares y 11 no habían podido ser localizados, entre ellos el de Antonio Mascaró.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.

Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.