Irlanda decidirá en un referéndum el futuro de la enmienda contra el aborto

El 25 de mayo se celebrará en Irlanda un referéndum para decidir el futuro de las restrictivas leyes sobre el aborto en el país. La propuesta fue aprobada bajo iniciativa del primer ministro Leo Varadkar, que en repetidas ocasiones ha dicho que considera demasiado restrictiva la actual legislación y que él ya se ha posicionado por la abrogación de esta enmienda. “Es una decisión sobre si queremos seguir estigmatizando y criminalizando a nuestras hermanas, colegas y amigas” dijo Varadkar refiriéndose a las mujeres que se han sometido a abortos ilegales sin garantías necesarias.

A los votantes se les preguntará si desean derogar la Octava Enmienda de la Constitución –aprobada en 1983- que defiende la vida del no nacido desde la concepción. Este referéndum significará para los irlandeses la primera oportunidad en 35 años de revisar un tema especialmente sensible para su población, en su mayoría católica. En la actualidad, la legislación solo permite la interrupción voluntaria del embarazo en los casos donde la vida de la madre estuviese en peligro -incluido el suicidio- y la pena máxima por someterse a un aborto ilegal es de 14 años de prisión.

Aunque en un principio parecía que la victoria de quienes defienden la legalización del aborto parecía hecha, la última encuesta del diario irlandés The Irish Mirror dice que ha ido perdiendo fuerza. En los datos que se recogieron durante el mes de enero, el 56% de los encuestados apoyaba la eliminación de la ley, el 26% estaba en contra, el 16% no se había decantado y el 2% prefirió no responder. Dos meses después, gracias a los grandes esfuerzos en divulgación por parte de quienes reclaman el derecho a la vida, el número de los que se posicionan en contra de la anulación de la enmienda ha subido hasta el 33%, mientras que el “sí” a la derogación ha caído al 52%.

Un dato que no ha variado es la división de la población según el sí o el no. Las franjas de edad están claramente marcadas: los jóvenes de entre 18 y 24 años prefieren derogar la enmienda en un 70%, mientras los adultos de 45 a 54 años solo un 48% y entre los mayores de 65 años, un 31%.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.