Ejecutado en Montjuïc “por el bien de la Iglesia y de España”

Dos mártires del siglo XX en España fueron asesinados en la fecha del 26 de abril, de 1937 y 1938 respectivamente: el secretario general del Instituto de Hijos de la Sagrada Familia y un sacerdote salesiano.

El primer biógrafo de San José Manyanet
Ramón Oromí Sullà, de 61 años y natural de Salàs de Pallars (Lleida), era director de la asociación y revista La Sagrada Familia, autor de la primera biografía de san José Manyanet, fundador de su congregación. La revolución le sorprendió en el Balneario de Vallfogona de Riucorp, pero pronto se refugió en Barcelona. Detenido en una pensión de la calle Tallers el 26 de abril, fue conducido a la central de patrullas de la calle Cortes, 517 y más tarde a la checa de San Elías, siendo asesinado en el cementerio de Montcada i Reixac el mismo día. Fue beatificado en 2013.

Acusado de espionaje
Julio Junyer Padern, sacerdote salesiano de 45 años y natural de Vilamaniscle (Girona), fue ejecutado el 26 de abril de 1938 en el castillo de Montjuïc (Barcelona), previa condena a muerte por espionaje, y fue beatificado en 2001. Como cuento en el artículo del 30 de octubre, aunque la acusación era injusta, aceptó morir “por el bien de la Iglesia y de España”.

Puede suscribirse a esta lista de correo si quiere recibir en su e-mail la historia del mártir de cada día.
Puede leer la historia de los mártires en Holocausto católico (Amazon y Casa del Libro).

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.