El caso Alfie destapa las carencias éticas de Reino Unido y Europa

Según indican las sentencias judiciales que condenaban a una muerte prematura a Alfie Evans, los médicos señalaron que el pequeño no podría respirar por sí mismo más allá de tres o cinco minutos. A la hora de escribir esta crónica, Alfie lleva respirando por sus propios medios más de 9 horas.

A lo largo de la noche sus padres intentaron proporcionarle oxígeno para ayudarle pero los que quieren al niño muerto no se lo han permitido.

Tom Evans ha salido a las puertas del hospital para dar testimonio de la lucha su hijo. Ha pedido a los médicos que empiecen a hidratarle para que no muera de sed. Y les ha dicho a los galenos: “¿Veis? Yo tenía razón. Siempre tuve razón”

Italia intenta salvar a Alfie Evans concediéndole la nacionalidad

“El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha rechazado la solicitud presentada por la familia de Alfie Evans como inadmisible”. Sin embargo, la concesión a Alfie de la nacionalidad italiana, pudo paralizar su ejecución. El Papa mostró su apoyo a todos los que querían que se diera al pequeño la oportunidad de seguir viviendo.

La decisión el Tribunal, que también ha rechazado tomar cualquier medida cautelar que retrase la ejecución del pequeño, fue posiblemente la última batalla legal perdida por los padres de Alfie Evans, a quienes la justicia británica, y ahora europea, negó su derecho a llevar a su hijo al hospital Bambino Gesu de Roma, donde sus médicos se han ofrecido a mantener con vida al crío.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.