El Papa pide nuevas oportunidades para el bebé británico desconectado

El Papa Francisco pidió este martes que se intenten “nuevas posibilidades de tratamiento” para el bebé británico Alfie Evans, que padece una enfermedad sin cura, y que las autoridades británicas decidieron desconectar de la respiración artificial.

“Conmovido por las oraciones y la amplia solidaridad en favor del pequeño Alfie Evans, renuevo mi llamamiento para que se escuche el sufrimiento de sus padres y se cumpla su deseo de intentar nuevas posibilidades de tratamiento”, señaló el pontífice en la red social Twitter.

El niño, de 23 meses, sobrevivió hasta ahora conectado a un soporte de ventilación artificial en estado semivegetativo desde diciembre de 2016, afectado por una enfermedad neurológica sin identificar para la que no parece haber cura.

Los médicos han reiterado que el tratamiento no provocaría una mejora en su estado “irreversible” y han recomendado su desconexión de las máquinas, una decisión que diversas instancias judiciales han confirmado en varias ocasiones y a la que sus padres se oponen.

Francisco se reunió en privado el pasado miércoles con el padre del niño, Tom Evans, y después abogó en la audiencia general por la protección de la vida del bebé.

Unas 200 personas protestaron contra la desconexión del bebé a las puertas del Hospital Alder Hey Children’s en Liverpool (Reino Unido), donde se encuentra ingresado. Sus padres, Tom Evans, de 21 años, y Kate James, de 20, quieren trasladar a su hijo a Roma, al hospital “Bambino Gesú” del Vaticano, con el objetivo de seguir su tratamiento, pese a los médicos y la justicia británica.

El Gobierno italiano en funciones concedió la nacionalidad italiana al pequeño para facilitar “la transferencia inmediata a Italia”, informaron el Ministerio de Exteriores y el de Interior en un comunicado conjunto. La presidenta del hospital pediátrico vaticano, Mariella Enoc, viajó hasta Liverpool para mostrar la solidaridad del Papa a los progenitores, con quienes estuvo en el hospital, y para hablar con las autoridades del centro, si bien no fue recibida, señaló la Santa Sede en su portal de información.

El pequeño Alfie Evans está respirando por sí mismo, afirmó el padre del bebé británico, después de que el lunes se le retirase el soporte vital tras una decisión en ese sentido del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Los médicos se quedaron “boquiabiertos” cuando quedó claro que Alfie podía respirar por sí mismo, dijo a la agencia AP el padre, Tom Evans, que ha librado una lucha para que no se retire el soporte vital a su hijo.

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.